Archivos de la categoría Consejos

Cómo elegir fotógrafo para vuestra boda (parte 4 y última)

Esta es la última parte de la serie de artículos que hemos preparado para orientar a las parejas que están buscando fotógrafo para su boda. Hemos dejado para el final, si no lo más importante, sí lo que puede hacer que tu decisión se incline definitivamente hacia alguien en particular. Ese factor que hará que, tras haber visitado a varios profesionales que aparentemente realizan un trabajo similar, tienen tarifas no muy distintas y prometen un estilo muy parecido entre ellos, tú sepas claramente quién quieres que te acompañe en un día tan especial como ése y quién no.

_ATN3503w

Piensa en esto: el fotógrafo es probablemente el profesional que más horas va pasar contigo ese día. Desde por la mañana cuando te preparas en tu casa, hasta que os quedáis acabando la fiesta con los amigos más marchosos. Por eso es muy importante que ocurra algo muy sencillo: que te caiga bien. Que os caiga bien a los dos. Vosotros ese día tenéis que estar rodeados de gente querida, tenéis que sentiros a gusto y estar relajados. No querréis tener a vuestro alrededor un señor, que puede ser muy bueno en lo suyo, pero que es antipático, que no tiene paciencia con la abuela, le molestan los niños y que no tiene tacto para tratar a ese amigo vuestro que ha bebido un poco más de la cuenta.

Tenéis que tener feeling con él y esto es algo que no se puede forzar. Es algo que surge cuando surge, de manera natural y que habréis tenido que notar mucho antes del día de la boda. ¿Cómo?. Muy sencillo: en directo, visitándolo y tratándolo cara a cara. No hay que hacer nada especial, basta usar la intuición (la femenina suele ser la más fiable dicen). ¿Habéis estado cómodos? ¿Ha sido amable con vosotros? ¿Os ha parecido auténtico?. Pues ya está.

_ATN9437w

Hay algo muy curioso que se produce cuando has conseguido conectar con el fotógrafo antes de la boda y es que ese día no lo ves. Te pasa desapercibido, no molesta. Y entonces actúas como tú eres en realidad, sin poses ni caras tensas, disfrutando tan sólo de la fiesta. Es ideal. 🙂

Boda Matías e Irina 026

Os aseguramos que un día tan especial como el de vuestra boda valorareis mucho haber tenido en cuenta este aspecto. Y no sólo por el lado humano, ya de por sí muy importante, sino también por el fotográfico. Porque si uno está cómodo delante de la cámara, si uno está relajado y disfrutando !se nota mucho en las fotos!

Al final, ésta es la mejor manera de asegurarse de salir natural, de reconoceros a vosotros mismos, de no verse raro después. Claro que a esto también contribuye el peinado, el maquillaje o el traje elegidos. Pero sobre esto, tendrán que aconsejarte otros profesionales. 🙂

Cómo elegir fotógrafo para vuestra boda (parte 3)

Seguimos con nuestros artículos para encontrar el fotógrafo de boda perfecto. Si aquí os hablábamos de la importancia de contar con un profesional para un día tan especial como ése y aquí de los diferentes estilos de fotografía de bodas, hoy dedicamos la entrada a hablar de un tema fundamental: el dinero.

¿Cuánto hay que pagar por un reportaje fotográfico?
No podemos negar que éste es un capítulo muy importante cuando se prepara una boda. Vamos a ello. Si hemos comprendido que las fotografías son la base de nuestros recuerdos durante toda la vida, entonces podríamos preguntarnos cuánto valor le damos a nuestros recuerdos. Si te parece difícil poner una cifra en euros a algo tan íntimo y sutil, vamos a darte algunas pistas.

¿Has echado cuentas de lo que vas a gastarte en tu boda en total?. Es verdad que salen gastos por todos lados, pero también hay que pensar que un día como ése es especial. Bueno, pues para hacernos una idea aproximada de lo que un reportaje que esté a la altura debería costar, empieza por pensar en un 10% de tu presupuesto. Sólo es una orientación y, por supuesto, dependerá del valor que tu mismo le des a las fotos, pero te puede ayudar para comenzar.

Sin duda se pueden encontrar fotógrafos muchos más baratos que eso, pero te prevenimos encarecidamente contra el low-cost. Un fotógrafo que paga sus impuestos, que tiene un equipo de alta gama, que quizá tiene un local, tiene sus ayudantes y demás, no puede ofrecer bodas por cuatro duros. Si es así, sospecha. También podría ser alguien que esté comenzando, pero entonces tú debes de saberlo de antemano. Y estar dispuesto a aceptarlo.

Otras cuestiones relacionadas con esto del dinero que debes valorar son, por ejemplo, la dedicación. Piensa cuántas horas va a estar el fotógrafo con vosotros, no sólo el día de la boda, sino antes (en las diferentes reuniones, en la pre-boda, en la visita al lugar de celebración…) y después (a la hora de procesar las fotos, de hacer el álbum o de preparar y realizar una post-boda). Calcula las horas totales que os va a dedicar el fotógrafo y multiplícalas por un precio/hora que te parezca razonable en un profesional con preparación y experiencia. Suma también las horas de sus ayudantes o empleados si los tiene. Esto te dará otra idea aproximada de los costes que puedes esperar.

_ATN8126w

Luego hay otros factores que puedes considerar, como la entrega de archivos. ¿Os da todas las fotos en alta resolución o las vende aparte?. ¿Los desplazamientos están incluidos?. Cada cual tiene derecho a vender su trabajo como quiera, pero es importante que conozcas todos los detalles antes para no llevarte sorpresas.

¿Significa todo esto que lo barato siempre es malo y lo caro siempre es bueno? No. Se puede encontrar fotógrafos muy buenos que necesitan promocionarse y ofrecen sus servicios a precios muy asequibles. Y también los hay con mucho renombre y muy caros que uno no se explica cómo es posible que haya todavía quien les contrate. Esto es cierto, pero a menudo el precio y la calidad están estrechamente relacionados.

¿Quieres un consejillo para ahorrarte dinero?. Quizá te guste el estilo de un fotógrafo y sus fotos te han enamorado, pero se te escapa de presupuesto. No pierdas todavía la esperanza: pregúntale si ofrece servicios breves. A menudo lo más relevante de una boda sucede en la ceremonia (no siempre es así pero bueno), por eso algunos fotógrafos ofrecen un servicio más corto que dura justo hasta el aperitivo, con lo que cubre lo más representativo de ese día. Esto siempre es más económico que cuando el fotógrafo se tiene que quedar hasta la madrugada. En este caso, durante el banquete y el baile las fotos sí las puede hacer tu cuñado. 🙂

Cómo elegir fotógrafo para vuestra boda (parte 2)

Hoy os presentamos el segundo capítulo de nuestra pequeña guía de consejos para encontrar el fotógrafo de boda perfecto. Si aquí os hablábamos de la importancia de contar con un profesional para un día tan especial como ése, hoy vamos a hablaros de los diferentes estilos de fotografía de bodas.

Lo cierto es que hoy en día hay muchos fotógrafos profesionales para elegir. Incluso muchos también (aunque menos) de los que llamamos los buenos. Pero aquí es cuando entra el estilo de cada uno. Eres tú quien ha de decidir cuál es el que quieres para tu reportaje, pues dependiendo del que elijas, el resultado puede ser muy diferente. Para la mayoría de las parejas, las fotografías sólo se dividen en “buenas” y “malas”. Y para muchos incluso esta división es complicada de hacer. Es normal, a pesar de la creciente afición por la fotografía, no todo el mundo tiene formación técnica suficiente para discernir sutiles diferencias dentro de esta rama del arte. Vamos a intentar daros unas pistas, aunque sea a grosso modo.

Al margen de otros aspectos, a nivel artístico hay varias maneras de entender la fotografía de bodas:

1 Clásica/tradicional.  

_MG_8540

El fotógrafo tiene una participación activa ya que ha de controlar todos los momentos importantes de la boda. Buscará los posados clásicos tanto de los novios solos como con los familiares o con la tarta. Suelen llevar ayudantes y una lista de tomas a realizar (en su cabeza) que no varía de una boda a otra.

2 Documental/foto -periodística.  

Boda Matías e Irina 107

Aquí el fotógrafo no interviene en los acontecimientos, no paraliza la acción para conseguir la toma buena. Es un observador y un narrador con imágenes de lo que allí sucede. Es como un reportero que cuenta la realidad a través de su cámara. La única  colaboración de tus familiares y amigos que necesitará será simplemente para no bloquear su trabajo, pues es cierto que cada vez hay más cámaras y teléfonos alrededor de los novios en las bodas de hoy en día.

3 Fashion 

Olalla y Javier postboda 031

Se inspira en los reportajes de moda, por lo tanto buscará los posados de los novios pero no del modo clásico sino más moderno y estudiado. Aquí suelen cobrar mucha importancia los escenarios, que se convierten en el complemento perfecto para crear imágenes muy atractivas visualmente.

A menudo se emplean sofisticados sistemas de iluminación con ayuda de asistentes como en una auténtica producción de moda.

4 Artística.

BODA ANNA Y ALEX 287-59

Es sólo una forma de llamarla pues el arte puede estar presente en cualquiera de los estilos mencionados. Se refiere a un tipo de fotografía muy personal, de autor, en la que prima la visión particular del fotógrafo. Éste contará tu boda a través de su mirada con imágenes y procesados muy particulares que a menudo o te gustarán mucho o no te gustarán nada. Por ejemplo, hay fotógrafos que hacen todas (pero todas) las fotos de boda en blanco y negro. Otros usan filtros de colores intensos, etc…

Ninguno de estos estilos es “el correcto”, ni tampoco lo contrario. De hecho muchas veces el fotógrafo práctica varios de ellos o los combina dentro de la misma boda. Seréis vosotros quienes tendréis que decidir cuál os gusta y os encaja mejor. Quizá no seas muy aficionad@  a la fotografía y todo esto te parezca complicado, pero intenta informarte. Fórmate un criterio propio. Visita blogs de bodas y descubre lo que se está haciendo ahora, las nuevas tendencias (porque en esto de los estilos fotográficos también hay modas). Algunas te gustarán y otras no tanto. Ver a unos novios con las cabezas cortadas por la parte superior de la imagen, para algunos puede ser un recurso creativo muy atractivo y para otros no tener el más mínimo sentido. Esto es algo muy personal y lo que cuenta es vuestro propio gusto.

Cuando vayáis a ver a un fotógrafo pedidle que os enseñe una boda completa, no sólo una selección de sus mejores fotos. De este modo, además de haceros una idea de su estilo de trabajo, veréis la consistencia de su calidad a lo largo de todo un reportaje. Una sola foto buena la puede hacer hasta tu cuñado. 😉

Un truco que os podemos dar para tod@s aquell@s que no os sintáis capaces de diferenciar estilos fotográficos o simplemente queráis haceros una idea rápida de cómo trabaja un fotógrafo antes de ir a verle, sería el siguiente. Es algo muy sencillo que podéis hacer aprovechando los directorios de internet. Quizá ya los conozcáis. Hay varios: Bodas.net, Zankyou y otros.

Se trata simplemente de mirar sus recomendaciones, es decir, las opiniones que otras novias han dejado sobre él. Pero ¡ojo! no las leas al pie de la letra. Está claro que todas las opiniones que aparecen ahí van a ser favorables, así que tienes que descartar todo lo que sea del tipo: “era muy majo”, “muy amable” o “muy profesional”. Lo que te interesa es lo demás: ¿Es de los que hacen posar? ¿asesora a los novios para que todo salga mejor? ¿Deja elegir las fotos del álbum? ¿Se adapta a las circunstancias personales de la pareja? ¿Fue amable con los invitados? ¿Cumple los plazos de entrega que promete?

Todas estas cosas os pueden ayudar mucho porque están escritas por parejas que ya han vivido ese día y han tenido a su lado a ese fotógrafo trabajando. De todos modos la mejor forma de conocer a un fotógrafo y lo que nosotros recomendaremos siempre es ir a verlo en persona. Requiere un poco más de tiempo, pero es lo ideal. Os lo garantizamos.